Crecimiento orgánico

Crecimiento orgánico

Tener unas redes sociales sólidas favorece la lealtad de tus seguidores hacia tu marca y productos. En SMOS usamos el crecimiento orgánico para lograrlo.

El Search Engine Optimization o “SEO” dio sus primeros pasos a principios de la década de los 90, cuando aparecieron las primeras webs en Internet y empezó la competencia entre ellas por atraer tráfico. Los motores de búsqueda surgieron entonces para ayudar a dar estructura y accesibilidad a la red. El primer buscador, Wandex, llegó en 1993, y fue realizado por el World Wide Web Wanderer, un robot desarrollado por el MIT. En 1994 aparece WebCrawler (1994), el primer buscador completo que permitía a sus usuarios una búsqueda por palabras en cualquier página web. Tras él llegaron otros como Lycos, Excite, Infoseek, Inktomi, Northern Light, Altavista o Yahoo!.

En 1996 Larry Page y Sergey Brin echaron a andar un proyecto de buscador, llamado BackRub por aquel entonces, que acabó convirtiéndose en Google. La llegada de Google supuso un cambio radical en el funcionamiento de los motores de búsqueda, ya que empezó a organizar las búsquedas en base a la relevancia de los contenidos de cada sitio web para los propios usuarios; priorizando así los resultados que los usuarios consideraban más relevantes para una temática concreta. Fue entonces cuando apareció PageRank, un conjunto de algoritmos que valoraban la relevancia de un sitio web asignándole un valor numérico del 0 al 10.

Toda esta estructura dio origen al SEO como lo entendemos hoy, que es, según Rand Fishkin, cofundador de Moz y una de las voces más acreditadas en este campo, “la práctica de aumentar la cantidad y la calidad del tráfico que se obtienen a través de los resultados orgánicos en los motores de búsqueda”. El crecimiento orgánico está íntimamente relacionado con el SEO, ya que es aquél que se consigue mediante un conjunto de técnicas o acciones destinadas a aumentar el tráfico de una web gracias a mejorar su posicionamiento en los diferentes buscadores.

Crecimiento orgánico también en redes sociales

Internet es un “ser vivo” en constante movimiento y evolución. Por eso, después del SEO, ha llegado el SEO social cuyo objetivo fundamental es conseguir impactos partiendo de un contenido publicado en web y bien optimizado para, desde ahí, ser difundido en redes sociales. Esto favorece un buen posicionamiento y, también, un mayor engagement de la marca.

Pero esto no es todo: redes sociales ganan adeptos cada día y las fórmulas de atracción crecen prácticamente al mismo ritmo. No es extraño, por tanto, que en muchas ocasiones plataformas como Facebook, LinkedIn o Instagram, se desvinculen de sus “webs madres” para abrir mercado por su cuenta. En ocasiones, incluso, lo hacen en solitario, ya que muchas compañías no tienen página web, sólo perfiles en redes sociales. Si bien los anuncios pagados en estas plataformas son muy utilizados, el crecimiento orgánico se perfila, cada vez más, como una estrategia clave para favorecer el engagement de los seguidores.

SMOS: expertos en crecimiento orgánico

En SMOS somos expertos en crecimiento orgánico en redes sociales y, por eso, sabemos que tiene sus ventajas e inconvenientes. En cuanto a las ventajas cabe decir que usar técnicas de crecimiento orgánico en estas plataformas contribuye a construir redes sociales más estables y sólidas. Mantener un diálogo abierto y habitual con los seguidores, además de mejorar la atención al cliente, favorece el conocimiento de marca y la lealtad hacia la misma por parte del público objetivo, incrementa la confianza hacia el producto y la empresa y, como consecuencia, aumenta las ventas.

En la parte de los inconvenientes hemos de reconocer que el crecimiento orgánico en redes sociales es muy laborioso y necesita de un equipo con conocimientos suficientes para llevarlo a cabo. Como sabes, SMOS está formado por un grupo de profesionales expertos en crecimiento orgánico en redes sociales. Nuestras técnicas y procesos de engagement son realmente únicos y marcan la diferencia. Si quieres impulsar tus redes sociales, no dudes en consultarnos.

Esther Alonso

Esther Alonso

Content Manager SMOS

Sofía Gómez

Sofía Gómez

Graphic Editor SMOS