Instagram y SMOS

Instagram y SMOS

Ha alcanzado los 1.221 millones de usuarios en sus primeros 10 años de andadura, pero a Instagram le queda todavía mucho por crecer, sobre todo en el ámbito empresarial. En SMOS lo sabemos el potencial de esta red y te lo contamos.

Instagram nace en la ciudad de San Francisco (Estados Unidos) en 2010 cuando Kevin Systrom (Massachusetts, EE.UU. 1983), graduado de Stanford y extrabajador de Google, decidió emprender para crear una red de registros de ubicación con un elevado componente de gamificación. En una fiesta, Systrom presentó esta red llamada “Burbn” a Baseline Ventures y Andreessen Horowitz, firmas de inversión de capital de riesgo enfocadas a pequeñas compañías tecnológicas. El feedback fue bueno, así que decidió abandonar su trabajo para explorar si Burbn podría convertirse en una empresa. Mike Krieger (São Paulo, Brasil 1986), un antiguo compañero de Standford de Systrom, se ofreció entonces como cofundador del proyecto. Poco después, los jóvenes socios recibieron una ronda inicial de financiación de Baseline Ventures y Andreessen Horowitz por el importe de 500.000 $ para trabajar en su proyecto. Pero Burbn era una red demasiado compleja para el usuario y decidieron desechar la mayoría de sus funciones y quedarse con una: las fotografías. De esta simplificación nace Instagram, cuyo nombre proviene de las palabras “cámara instantánea” (“instant camera”) y “telegrama” (“telegram”). La primera imagen colgada en Instagram, el 16 de julio de 2010, recogía un perro y un pie humano calzado con una sandalia.

El lanzamiento oficial de la red fue el 6 de octubre de 2010, a principios de 2012 la red alcanzó los 27 millones de usuarios registrados y el 9 de abril de ese mismo año, fue comprada por Facebook (se dice que por mil millones de $), algo que, sin duda, terminó de darle el impuso que necesitaba, haciéndola alcanzar los 100 millones de usuarios tan sólo 5 meses después.

 

Una imagen vale más… dependiendo de sus likes

A día de hoy Instagram cuenta con 1.221 millones de usuarios (más del 15% del planeta usa esta red social) y, según datos del último informe sobre tendencias digitales hecho por la agencia We Are Social, la mayoría de sus usuarios se concentran entre los 18 y los 35 años. Los países donde es más popular esta red social son la India y Estados Unidos, empatados en el ranking con 140 millones de usuarios. Para Juliana Koch, editora gráfica en SMOS y especialista en esta herramienta: “El hecho de que sea muy visual y muy fácil de usar la convierten en una red muy poderosa. Además, cuenta con herramientas muy interesantes que le hacen ganar visibilidad, como los hashtags, que pueden dar mejores resultados en las redes sociales que el enfoque SEO tradicional para mejorar el posicionamiento en Google”. Cabe destacar también que esta herramienta recompensa a los buenos usuarios, “Cuantas más publicaciones se hacen, mejor es la participación y tráfico a través de la aplicación. Además, gracias al algoritmo de Instagram, las publicaciones con más “likes” de un perfil saltan a la parte superior de los “feeds” de los usuarios, lo que brinda aún más visibilidad”, sostiene la experta entrevistada.

Instagram y los negocios ¿hay “crush”?

Al igual que Facebook, Instagram comenzó siendo una red social, pero, con el tiempo, ha ido cediendo espacio al mundo de los negocios. Ante la pregunta de si es una red social atractiva para el mundo empresarial, la editora gráfica de SMOS no tiene dudas “¡Definitivamente sí! Es una gran plataforma para hacer negocios, sirve como escaparate para cualquier marca, desde publicidad hasta ventas de productos, para publicitar su servicio o contenido. Algunas empresas han llegado a obtener una participación 10 veces mayor en Instagram que en Facebook”.

La audiencia de Instagram es también muy importante en el mundo de los negocios: “Aunque esta plataforma abarca todo tipo de públicos, según el sitio web Statista, sus usuarios tienen mayor poder adquisitivo que los de otras redes sociales. Por otro lado, su modo de pago funciona mucho mejor con la segmentación que las demás del mercado. Lo importante para hacer negocios en Instagram es precisamente identificar el público objetivo, comprender cómo se relacionan con esta red social, qué contenidos buscan y son relevantes para su interés, y comenzar a producir esos posts con el fin de impactar e involucrar a este público”, afirma Koch.

Respecto a las herramientas de Instagram más atractivas para el negocio, la experta consultada explica “Creo que las dos mejores herramientas de Instagram para empresas son los “Stories”, los veo como una forma de interactuar y comprender lo que su audiencia quiere ver en su página para generar contenido más adecuado. Destaco también la publicación de videos en tiempo real, que dan consistencia a las noticias y favorecen las CTA (Call To Action), muy beneficiosas para hacer crecer un negocio”.

Esther Alonso

Esther Alonso

Content Manager SMOS

Sofía Gómez

Sofía Gómez

Graphic Editor SMOS