Visuales en redes sociales

Visuales en redes sociales

Entre el 80 y el 90% de la información que capta nuestro cerebro lo hace a través del sentido de la vista, y los que trabajan en redes sociales, lo saben.

Vivimos en un mundo hiperconectado, bombardeados por anuncios de la mañana a la noche. En los años 70, una persona veía una media de 500 y 1600 anuncios por día; la mayoría de los cuáles estaban en periódicos o revistas, la televisión o vallas publicitarias. Tres décadas más tarde, un estudio realizado por el Centro Yankelovich de investigación en ciencias sociales (UCSan Diego), reveló que este número de impactos había ascendido hasta alcanzar los 5.000 anuncios por día. Este espectacular incremento se debe, sin duda, a la irrupción de redes sociales. LinkedIn, Facebook o Instagram han cambiado radicalmente el universo publicitario. La pandemia causada por el SARS-CoV-2 no ha hecho sino acelerar aún más las cosas. Aunque aún no hay datos oficiales de la cantidad de impactos publicitarios que recibe una persona a día de hoy, se estima que la persona promedio encuentra entre 6.000 y 10.000 anuncios todos los días (1-2 cada diez segundos), algo realmente agotador para nuestro cerebro. Sin embargo, este brutal aumento de estímulos no ha venido acompañado de un aumento de nuestra capacidad de percepción: 18 mensajes al día. La competencia es brutal.

Redes sociales ❤️ imágenes

El ser humano ha sido diseñado para procesar señales visuales mucho mejor que las basadas en texto. Tal y como declaró Marcel Just, director del Center for Cognitive Brain Imaging de la Carnegie Mellon University, en una entrevista realizada a Nieman Reports “El cerebro humano no ha sido construido para procesar los textos. La palabra impresa es un invento humano. Es muy conveniente y nos ha funcionado muy bien durante 5.000 años, pero es una invención de los seres humanos. Por el contrario, la madre naturaleza ha incorporado en nuestro cerebro nuestra capacidad para ver el mundo visual e interpretarlo. Estamos incluso más dotados biológicamente para el lenguaje hablado que para el lenguaje escrito”. Se sabe que nuestro cerebro procesa el contenido visual 60.000 veces más rápido que el texto. Esto explica que la amplia mayoría de publicaciones en redes sociales vayan acompañadas de una imagen y que publicaciones que cuentan con imágenes llamativas alcancen un 94% más de impactos y visitas que aquellas que no las tienen. Según un estudio realizado por HubSpot las publicaciones con fotos de Facebook tienen un 53% más de “Me gusta” y atraen un 104% más de comentarios que las que no las tienen. Pero esto no ocurre solo en las redes más visuales, como Facebook Instagram: analizando una muestra de 100 tweets Buffer constató que aquellos que tenían imágenes obtuvieron un 18% más de clics, recibieron un 89% más de likes y un 150% más de retweets.

Las más deseadas

Las imágenes en redes sociales tienen una gran responsabilidad, ya que son ellas las encargadas de llamar la atención y el interés del usuario de estas plataformas e, incluso, de despertar el deseo hacia el producto o contenido que anuncian. Según Sofía Gómez, Graphic Editor en SMOS para que las imágenes sean atractivas es importante que sean “lo suficientemente atractivas para generar interés en nuestro público objetivo, por lo cual se debe tener presente ciertos aspectos como el color (dependiendo del cual se use, se despertarán emociones o sentimientos), contraste (la disparidad hace que la imagen sea más llamativa), jerarquía (el mensaje más importante debe obtener toda la atención), dirección (hay que saber indicar a nuestro receptor en qué sentido se debe dirigir su vista) equilibrio (pueden ser simétricas, asimétricas, radiales, etc.) y otros cuantos más que sirven para que nuestra comunicación visual sea mucho más atrayente”. La experta hace también hincapié en la importancia de “tener en cuenta los pequeños detalles, ya que dependiendo del trabajo que se esté realizando y el enfoque que tenga el contenido, este puede marcar la diferencia”. Por último, Gómez subraya: “Siempre hay que pensar en lo que se desea transmitir y pensar en formas creativas de plasmar las ideas, tratando de no dejar atrás estos útiles e imprescindibles consejos para crear una imagen”.

Esther Alonso

Esther Alonso

Content Manager SMOS

Sofía Gómez

Sofía Gómez

Graphic Editor SMOS